''
''


''














"A strategy to reduce public expenditure based on e-tendering and PROCUREMENT Business Inteligence"

''














Um estudo panorâmico sobre a implantação da licitação eletrónica nos países membros da União Europeia. O relatório conta com as respostas e opiniões dos principais atores do setor.





''


Iniciamos desde la European Vortal Academy (eVA-Spain) un camino –que ambicionamos largo y anchuroso-, que responde a nuestro deseo de acercar el conocimiento de la tramitación, la contratación y la licitación electrónicas, a todos sus actores: Administraciones Públicas, organizaciones privadas, Universidades e instituciones de toda índole.



Los que hemos tenido responsabilidades públicas en materia de Administración Electrónica (y seguimos trabajando en ella desde el sector privado y la Universidad), sabemos lo difícil que es, muchas veces, conciliar dos pretensiones: el ejercicio eficaz de los derechos de ciudadanos y empresas, por un lado, y, por otro, la seguridad jurídica: aquel conjunto de medidas tendentes a garantizar el pacífico desarrollo del procedimiento administrativo.


Este complejo lugar de encuentro entre derechos, eficacia y seguridad no es ajeno a la tramitación electrónica y, más en concreto, a la contratación y licitación electrónicas.


Es bien sabido que las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) se han introducido tanto en el cotidiano actuar de Administraciones Públicas y empresas, que es prácticamente imposible encontrar una organización, aun de pequeño tamaño, que no las haya incorporado a sus infraestructuras de servicio, productivas o de gestión. La necesidad de eficiencia –cuando no un imperativo legal- hace que los medios electrónicos formen ya parte del elenco de herramientas administrativas y empresariales insustituibles, aunque -como así suceda en ocasiones- puedan llegar a ser origen de conflictos.


Durante la última década, la Administración Electrónica -a la que entenderemos ahora como la expresión por medios electrónicos del desarrollo del procedimiento administrativo- ha cobrado una importancia capital en Europa y, por la parte que más nos interesa, en España.


Desde los primeros años del Siglo XXI, los Boletines Oficiales están plagados de normas que, en mayor o menor medida, vienen a regular el universo del llamado eGovernment, y cuyo vertebrador exponente ha sido la Ley 11/2007, de 22 de junio, de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos; esa norma, revolucionaria en muchos aspectos, ha situado a la tecnología administrativa en el lugar que le corresponde, por modernidad, eficacia y eficiencia.


De poco sirve la informatización de procedimientos ancestrales si no somos capaces de, al tiempo que lo hacemos, introducir racionalidad y simplificación en el diseño de los procesos, que, por fuerza, ya no habrán de ser los mismos que antaño. El tránsito de una gestión esencialmente sustentada en papel a una tramitación electrónica va mucho más allá de la mera sustitución del soporte de los documentos administrativos: implica también un cambio de mentalidad.


Asimismo, no basta con incorporar herramientas electrónicas al quehacer administrativo. Es necesario, además, demandar de tales aportaciones las garantías debidas, que confieran al procedimiento innovador resultante la seguridad jurídica que nuestra legislación exige y precisa. No es posible, por tanto, limitarse a sustituir unas herramientas por otras: es imprescindible acompañar la actualización tecnológica con una modernización administrativa, y todo ello sobre la base de la conformidad legal. 


Por tanto, el presente y el futuro nos exigen, a políticos, gestores, juristas y tecnólogos, quizás por primera vez en la historia, un trabajo conjunto y bien coordinado. Y para lograrlo es menester difundir nuestro conocimiento, nuestra visión, nuestra aportación al objetivo deseado.


Dr. Carlos Galán

Director Académico de eVA Spain

 


''














Libro escrito por Jaime Domínguez-Macaya
, editado por La Ley y patrocinado por european Vortal Academy Spain. Jaime fue el impulsor de la Plataforma de Contratación del Gobierno Vasco hace más de diez años, y fue un visionario en la aplicación de las nuevas tecnologías a la contratación pública.